Saddle

Madrid

Entre una estética de los establecimientos de lujo de antaño, una cocina clásica que da el toque contemporáneo y un servicio impecable, Saddle se impone al antiguo Jockey, al que hace homenaje con su nombre, que significa silla de montar en inglés. Distribuye su oferta en dos plantas con tres ambientes diferenciados: un gran comedor con lucernario y cocina vista, cinco reservados y un bar que cuenta con carta de cócteles basados en la coctelería clásica utilizando tendencias y técnicas actuales, además de una lista de 400 destilados. Un genuino envoltorio exclusivo para una propuesta gastronómica con recetas clásicas y con más de 1.400 referencias de vino. Con tan solo un año y medio de recorrido, ha sido galardonado con dos Soles Repsol, una Estrella Michelin y un premio Fibar como mejor coctelería de Restaurante.